motivación

Inicio >> Posts tagged "motivación"
Próximo evento: Tertulias Inmigración en Positivo

Próximo evento: Tertulias Inmigración en Positivo

Seguimos participando de iniciativas que apoyen el desarrollo, la autorrealización y la integración de las personas. Aquí os dejo la info de las “Tertulias: Inmigración en Positivo”, abierto para aquellos que quieran hablar, escuchar, divertirse, recibir, aportar y sobretodo, para compartir experiencias y aprendizajes en el proceso de integración a España, como personas, como profesionales.

Día: Viernes 10 de julio
Horario: 19 a 21h (agradecemos inmensamente tu puntualidad).

Lugar: Calle Montesa 25, Madrid. Mocca Café. Aquí el mapa: https://goo.gl/maps/5dQ8k

Para más info, entra aquí: http://integrateaespana.com/tertulias

Para inscripciones, entra aquí: http://integrateaespana.com/tertulias/inscripciones

Nos vemos allí :)

3 claves básicas para automotivarnos

3 claves básicas para automotivarnos

Con los tiempos que corren, las personas necesitamos generar mecanismos propios para mantener el ánimo ante las adversidades, para levantarnos si hay algún tropiezo por ahí, para reafirmarnos en lo que somos, hacemos y anhelamos. Creo que a estas alturas del conocimiento humano, no es un secreto para nadie que es mucho más fácil lograr nuestras metas cuando tenemos una actitud más positiva. Y la actitud no es solamente comportarnos de tal o cual manera: sonreir a menudo, decir cosas bonitas, esperar cosas buenas; es mucho más profundo que esto cuando es genuina.

Pero hoy no voy a hablar de dónde viene una actitud positiva genuina. Hoy voy a compartir tres ideas que considero fundamentales y muy sencillas, para lograr ser nuestros propios motores generadores de energía, nuestro mejor combustible, nuestros mejores maestros vitales. Y cabe destacar que la idea me llegó de sopetón, no sé si del más allá o del más acá, mientras tendía la ropa (porque aprovechando que no está lloviendo, estoy lavando todo lo que puedo). Como soy una ferviente creyente de que a los impulsos hay que hacerle caso, aquí voy con estas tres claves básicas para automotivarnos (capacidad de mantener el ánimo, la perseverancia y el optimismo ante la adversidad):

  1. Pon el foco en lo positivo: Imagina que tienes una linterna constante en tu mente, ¿hacia dónde suele alumbrar? ¿hacia lo que está peor en tu vida personal, en tu trabajo, con tus amigos, con tu familia o hacia aquellas cosas que te aportan, te dan tranquilidad, certeza de que vas por el camino que has decidido, que te conectan contigo o con los demás de la mejor manera? Si eres de los que suele dejar que su linterna mental apunte hacia el “lado oscuro” (según George Lucas, dícese de aquel estado del individuo cargado de fuerza, que está basado en el miedo y en la desesperanza), te invito a cambiar el foco (pásate al lado de los Jedis jajajaja) y a empezar a iluminar aquello donde aprendes, donde evolucionas, donde te reafirmas en que todo esfuerzo tiene su mérito, donde caes en cuenta que vivir es gratificante.
  2. Déjate enomanorar: Esta frase salió en una sesión de coaching donde hablaba con mi cliente del tema de las expectativas, hablábamos de eso que muchas veces intentamos hacer de “no esperar nunca nada” pero que puede limitarnos mucho. La gestión de las expectativas es un tema muy común actualmente, pero el hecho de que seamos capaces de gestionar nuestras expectativas (ser “optimistamente realistas”) no debe lanzarnos a ser unos desilusiona’os y ¿a dónde quiero llegar con esto?, pues a la máxima de que “sin ilusión se hace muy cuesta arriba vivir”; la ilusión debería ser un componente fundamental de nuestro paso por esta dimensión llamada vida (estoy viendo muchas pelis del espacio, sí, lo sé ;)) Ilusiónate, déjate cautivar, déjate enamorar por lo que haces, por lo que emprendes, por lo que sueñas.
  3. Dedícate tiempo a ti: pensar en nosotros es fundamental para mantener ese ánimo que tanto necesitamos para vivir plenamente. El año pasado tuve la maravillosa oportunidad de impartir unas charlas cuyo eslogan me sigue pareciendo fantástico: “pensando en la persona con la que pasarás el resto de tu vida: tú mism@” y a esto precisamente me refiero cuando te digo que una de las claves fundamentales para automotivarnos es dedicarnos tiempo a nosotros. Aquí entra hacer con la periodicidad que necesitemos, cualquier cosa que nos satisfaga, que nos nutra, que nos haga sentirnos que nos queremos, que nos valoramos, que buscamos el equilibrio en nuestra vida y que pensamos en nuestro bienestar, en nuestra felicidad. Deporte, hobbys, actividades de esparcimiento, ir a la peluquería, a un museo, a un curso de un tema que me interese, estar con gente querida (familia y/o amigos), dedicarle un buen rato a leer ese libro que desde hace tiempo me habla diciéndome “léemeeeeeee”; en fin, pueden haber una grandísima variedad de actividades que nos reafirmen en la sensación asociada al “yo me quiero, mucho mucho, y me dedico tiempo”.

Estoy completamente segura que si tomamos en cuenta estas tres claves y nos ponemos manos a la obra con aquellas cositas pendientes que contribuirán a mantener nuestro ánimo a tope, vamos a ver diferencias interesantes y que “molan” en lo que somos y hacemos.

Vuelta al trabajo después de las vacaciones

Vuelta al trabajo después de las vacaciones

¿Qué puedo hacer para no volver tan “triste” luego de mis vacaciones?

En ocasiones anteriores, ya he comentado que las experiencias y nuestra realidad van a depender de forma fundamental de nuestra forma de ver las cosas y nuestra actitud. Y el caso de la vuelta de vacaciones no escapa en lo absoluto de esta afirmación. Decirte que te va a ayudar mucho tener tu ritual de autobienvenida y esto consiste, básicamente, en dedicarte un momento para ti (lo puedes hacer en tu casa, o mientras sales a caminar, o incluso mientras arreglas tu ropa para ir al día siguiente a tu oficina; tú eliges el momento y el lugar, pero que sea para ti), para dar cabida a pensamientos que te permitan agradecer los días de descanso y disfrute, sacar lo mejor de ellos y quedarte con las buenas sensaciones experimentadas para que contribuyan a que logres conectarte, nuevamente, con tu realidad profesional. Una vez que has permitido que estos pensamientos y sensaciones fluyan dentro de ti, afiánzate en la idea de que para ti es importante trabajar, ¿o no?… Es una elección que tiene valor, significa determinadas cosas en tu vida (y que por supuesto, también tiene aspectos que MOLAN y mucho); este significado puede estar asociado a que el trabajo es esa actividad donde derrochas creatividad, desarrollas tus habilidades, te relacionas con otras personas con las que compartes un proyecto, aportas a la sociedad con tu labor (directa o indirectamente), etc. Luego de darte este rato de agradecimiento y de afianzamiento en tu elección, proyéctate y visualiza tu retorno al curro, ¿cómo quieres que sea? ¿cómo te quieres sentir? ¿cómo vas a contarle a tus compis tus vacas?, etc., mientras más detalles, mejor. Cuando ya haya llegado el gran momento, vívelo lo mejor que puedas, siendo comprensivo contigo y con el resto, dándote la posibilidad de pensar que ha sido una maravilla haber podido tener vacaciones, descansar y disfrutar, pero también es algo realmente maravilloso poder volver a trabajar y seguir desarrollándote y autorrealizándote profesionalmente.

¿Es normal que me desmotive mientras estoy siendo productiv@?

¿Es normal que me desmotive mientras estoy siendo productiv@?

¿Es normal que me desmotive mientras estoy siendo productiv@?

Cuando tenemos períodos de mucha productividad, puede pasar que aunque logramos cosas, cerramos temas, llevamos a cabo proyectos, perdamos el entusiasmo y la conexión con esas metas, porque nos falta un “no sé qué, que qué sé yo”. Si me permites, me voy a aventurar a asegurar que lo que muy probablemente te falta es recompensarte, autoreconocerte y homenajearte por haber alcanzado lo que sea que te ha costado esfuerzo, dedicación, tiempo, concentración y quizá muchas más cosas. Además del honor, la gloria y la mera satisfacción de un logro en sí mismo, saber que al final de nuestras metas alcanzadas vamos a ser capaces de celebrar y de autohomenajearnos, puede hacer de catalizador para mantenernos fortalecidos y conectados. Y ojo, no estoy insinuando que nos convirtamos en unos cazarecompensas; lo que sí propongo es que seamos capaces de tener nuestros propios mecanismos para mantenernos automotivados. Por ejemplo, si hoy cerré un tema pendiente, envié un mail que tenía tiempo preparando, escribí una reseña que venía postponiendo, llamé al cliente aquél que quería contactar desde hace tiempo, etc., pueden parecer cosas sencillas pero que tienen su repercusión en mi autopercepción como persona productiva, alguien que logra cosas; así que puedo decidir regalarme un rato para mí, con mi gente querida, comprarme mi postre favorito, ir a ese lugar que tengo tiempo deseando ir, comprarme ese libro que quiero leer pero YA, en fin, que habrán cualquier cantidad de acciones que podemos llevar a cabo a modo de autohomenaje, un “algo” que me dé el mensaje de “OLE, BRAVO, lo lograste chat@”. Así que ya sabes, logro que represente algo para ti, logro que celebras y te reconoces. Al final, esto lo que potencia es ese equilibrio tan ansiado y necesario en nuestras vidas: curro mucho y también disfruto y me mimo.

No me apetece hacer nada y pierdo mucho tiempo.

No me apetece hacer nada y pierdo mucho tiempo.

Hay momentos en el día donde no me apetece hacer absolutamente nada y pierdo mucho tiempo… ¿Qué puedo hacer?

 

Decirte que es absolutamente normal que tengas momentos del día donde sientes que te “desenchufas” y que ya no quieres hacer nada. Pero también es absolutamente normal que tengas un momento super productivo durante el día. Para algunas personas es la primera hora de la mañana, para muchas otras la noche, para otras las últimas horas de la tarde… vamos, que cada quien tiene momentos en el día donde rinde más; que si se sientan a hacer algo, lo hacen. Sería ideal que pudieras identificar “tu momento pro”, ese momento donde sabes que puedes rendir y puedes planificarte para hacer, en ese momento, aquellas tareas que requieran más atención y concentración, o que simplemente, sean más importantes para ti; el resto de cosas, más operativas o rutinarias, puedes planificarlas de forma equilibrada para que no se te acumulen y generen un efecto de rechazo por tu parte. Igualmente, puedes identificar también las que más te gustan hacer y probar planificarlas para esos “momentos anti pro”, a ver si logran ser agentes motivadores para que seas más productivo en esos momentos. Al final, cada quien idea sus formas y métodos que se amolden a sus gustos y necesidades. Ve probando y haciendo hábito aquello que te funcione, con lo que te sientas productivo y a gusto.

No subordines tu valía a tu productividad

No subordines tu valía a tu productividad

Estoy en una época de mi vida donde me cuesta sentirme a gusto con el profesional que soy porque no logro lo que me propongo ni me siento productivo. ¿Qué puedo hacer?

 

Hay momentos de nuestra vida donde nos cuesta reconocernos y vernos a nosotros mismos de una manera potenciadora. Estas épocas se suelen caracterizar porque asumimos actitudes de  autorecriminación y de demanda constante hacia nosotros de querer dar-hacer-ser más, más y más, porque creemos que siendo autoexigentes es como lograremos lo que ansiamos, lo que necesitamos para lograr un estado más placentero. La autoexigencia será positiva en tanto yo sea capaz de equilibrar mis capacidades (habilidades, talentos), mis aspiraciones y mis valores (aquí incluyo todo lo que sea importante para alguien: familia, amigos, pareja, libertad, seguridad, amor, dinero, etc.) y mi forma de tratarme; en esto último me refiero a si soy capaz de comprenderme, de saberme imperfecto, de comprometerme conmigo a asumir nuevas formas, nuevas acciones que me lleven a una situación más ideal para mí, de reconocer mis logros, de reconocer mis fallos y aprender de ellos. Estos momentos que podemos llamarlos de “bajón”, son increíblemente aleccionadores e incluso necesarios para darnos cuenta de cosas que muy probablemente estando de “subidón” no veríamos. Las personas, organizaciones y sociedades, se fortalecen y evolucionan luego de vivir momentos críticos; procura tener una perspectiva positivista y esperanzadora, pues luego de la tormenta sale el arco iris. Entonces, consejos en resumen: evita recriminarte y procura comprenderte; evita autoexigirte en demasía y busca comprometerte contigo y tus necesidades; evita creerte perfecto y aprende de los fallos; evita las expectativas extra humanas y empieza a reconocerte los logros reales, pequeños, medianos y grandes.

No me gusta mi trabajo

No me gusta mi trabajo

No me gusta mi trabajo pero no me decido a empezar a buscar otro… ¿Por qué esta falta de decisión? ¿Qué puedo hacer?

Creo que esto le pasa a muuuuucha gente, más de la que imaginamos. Aunque preguntas por que esa falta de decisión, debo decirte, que aquí ya hay una decisión tomada: seguir en un trabajo que no me gusta pero que probablemente cubre otras necesidades que tengo: seguridad, económica, estabilidad, etc. Ser conscientes de lo que es importante para nosotros es fundamental para tomar decisiones que consideremos trascendentales en nuestra vida como puede ser buscar un nuevo trabajo. No te “fustigues” por tu falta de decisión; intenta, más bien, comprender qué hay detrás de no dar el paso de empezar a buscar otro empleo; una vez que tengas claras tus prioridades y lo que te importa, piensa en la gran pregunta “para qué trabajas” y muy probablemente entenderás mejor lo que te está pasando. Teniendo esta información, será más fácil iniciar un proceso de búsqueda de una nueva oportunidad laboral, pues podrás ir trabajando sobre clarificar tus criterios de búsqueda y posibilidades de acción. También es importante que vayas haciendo cosas; poco a poco, ir llevando a cabo acciones concretas que te hagan conectarte con tu deseo de cambiar de trabajo (actualiza tu currículum, empieza a inscribir/actualizar tu CV en portales de empleo, investiga sobre posibles perfiles a los que podrías postularte, etc.). Partir de lo que te importa, tus prioridades, sin cuestionarte, saber para qué trabajas, entenderte para ser coherente contigo y tus necesidades y empezar a ponerte manos a la obra, creo que son mis recomendaciones para que empieces a cambiar el “chip” de falta de decisión y sientas que “Ya has tomado tu decisión, la que quieres realmente”

“Conéctate con tu motivación” – la fuerza del “para qué”

“Conéctate con tu motivación” – la fuerza del “para qué”

Las personas somos capaces de generar mecanismos para mantenernos entusiasmados, disfrutar del camino y desarrollar la valentía para lograr lo que queremos, para mantener el ánimo y la voluntad ante la adversidad, para ser las personas que queremos ser.

El viernes pasado, entre teoría y práctica, disfrutamos de unas reflexiones profundas, de manifestaciones de sentimientos, de sensaciones que nos hacen sentirnos identificados y empatizar, así como pensar que no estamos solos y que lo que yo suelo sentir, se parece mucho a lo que suele sentir el resto de personas.

Frases potentes que resumen la jornada:

  • La motivación es el estado interno que excita, dirige y sostiene el comportamiento.
  • La automotivación es la capacidad de mantener el ánimo, la perseverancia y el optimismo ante la adversidad.
  • Vivir con actitud “proactiva” me permite ser capaz de analizar mi pasado, actuar en el presente y planificar mi futuro.
  • Estar conectado con mis motivaciones hace que viva más plenamente y le encuentre mayor sentido a lo que soy.

Charla la fuerza del "para qué"

Este viernes nos enfocaremos en cómo el coaching nos puede ayudar a lograr nuestras metas 🙂 A por ellas 🙂

¿Para qué trabajamos?

¿Para qué trabajamos?

Hoy hemos amanecido un tanto filosóficos y es que responder esta pregunta puede marcar la diferencia al momento de conectarnos con nuestras más profundas motivaciones, con las razones que nos mueven a levantarnos cada mañana y cumplir con nuestros compromisos laborales, conectarnos con los valores en los que nos basamos para ser y hacer. Responder esta pregunta a consciencia, puede abrir un sinfín de posibilidades y perspectivas que muy probablemente, impacten directamente en nuestros pensamientos y en nuestras conductas.

CONTINUA LEYENDO

Cada paso importa

Cada paso importa

Cuando des un paso que te acerque mucho o poco a tu meta, reconócetelo, disfrútalo, valóralo

 Cuando nos hemos propuesto una meta importante, un objetivo de esos que nos hacen suspirar por todo lo que representa, por el esfuerzo que tendremos que hacer para lograrlo, muchas veces tenemos la mirada tan fija sobre ese resultado final (genuino, sutil, impresionante), que nos cuesta valorar y honrar el proceso en el que nos hemos de sumergir para alcanzar lo que nos hemos propuesto. Y es que ese proceso va a estar compuesto de pequeños sub-objetivos, pequeños logros, pequeñas victorias que permitirán vernos, en un tiempo, arriba de la cima de esa gran montaña que nos ha tocado escalar para obtener lo que deseamos. La obsesión con los grandes logros, puede cegarnos, haciendo que olvidemos valorar cada pasito que damos y disfrutar el proceso.

CONTINUA LEYENDO

La suerte es una actitud

La suerte es una actitud

La vida: 100% actitud  

En la entrada de hoy, se nota que el marketing está pasando por mi vida en estos momentos (estoy haciendo un curso de BrandCoaching) y recordé este vídeo que vi hace algún tiempo y la verdad es que me encantó. Independientemente que el anuncio sea de una bebida alcohólica, cosa que para mí puede pasar perfectamente desapercibida porque lo que captó mi atención fue el mensaje de fondo (además, no me gusta el Martini ;)), me parece que esta gente traspasa la frontera del comercial trivial donde relacionan el estar bien, ser feliz si consumes “x” producto. Y traspasa esta frontera mostrando dos escenarios paralelos de situaciones que le pasan a un chico, que según como sea su “actitud”, tendrá uno u otro desenlace.

CONTINUA LEYENDO

Cuando estamos motivados

Cuando estamos motivados

Motivación: estímulo, dirección y soporte 

En la actualidad, el término “motivación”, además de ser archiconocido y estar un tanto trillado, sobretodo en el mundo empresarial, es también un aspecto fundamental en el logro de cualquier meta que nos propongamos.
Definiciones de motivación podríamos encontrar muchas. Voy a utilizar una que vi hace poco y creo que resume bastante bien el significado en cuestión: “La motivación es el estado que excita, dirige y sostiene el comportamiento”. Profundicemos en cada uno de estos aspectos.

CONTINUA LEYENDO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies