trabajo

Inicio >> Posts tagged "trabajo"
Buscando el equilibrio vital: Mi familia y el trabajo

Buscando el equilibrio vital: Mi familia y el trabajo

De las cosas que más preocupa a una gran parte de profesionales, tanto los que trabajan por cuenta ajena como los que trabajan de forma autónoma, es el lograr compatibilizar de forma armoniosa su trabajo con aspectos que forman parte fundamental de su vida como lo es la familia, los amigos, el cuidado personal/físico, las actividades de esparcimiento/hobies. Vamos a iniciar esta serie de artículos hablando de: mi familia y el trabajo. Para entender y tomar una posición de cómo logramos equilibrar nuestro rol como trabajadores y nuestra realidad como “familia (madre, padre, hijo, hermano…) de alguien”, debemos preguntarnos en qué posición, de mi escala de valores, está la gente que comparte código genético conmigo, o sea, ¿qué tan importante son los míos en mi vida y cómo honro yo esa importancia? La idea no es entrar en un proceso de fustigamiento ni de autoreproche; el fin de responder estas preguntas es ser consciente de si soy consecuente con mi propia escala de prioridades y qué estoy haciendo para mantenerme en un estado de satisfacción con respecto a mi forma de compatibilizar mi trabajo con mi familia. Si al revisarme, caigo en cuenta que sí, que honro mi familia como valor y estoy a gusto con lo que experimento en este particular, pues me merezco un OLEEEEEE; me autoreconozco lo bien que estoy equilibrando dos realidades importantes para mí, mi familia y mi trabajo. Si, por el contrario, me he dado cuenta que no es suficiente lo que hago, que me gustaría mejorar, la recomendación es empezar con pequeños pasos que te vayan acercando a una sensación más plena de equilibrio. No es que tengas que dejar de trabajar ni tomar medidas extremas, pero sí quizá te toque aportar más de ti (menos móvil/ordenador/TV y más conversaciones, por ejemplo) o intentar que los momentos compartidos con tu gente sean de mayor calidad (más risas, más expresiones de cariño, más compartir sentimientos, más interés por la realidad del otro). ¿Qué vas a hacer hoy para empezar a lograr esto? 😉

No me gusta mi trabajo

No me gusta mi trabajo

No me gusta mi trabajo pero no me decido a empezar a buscar otro… ¿Por qué esta falta de decisión? ¿Qué puedo hacer?

Creo que esto le pasa a muuuuucha gente, más de la que imaginamos. Aunque preguntas por que esa falta de decisión, debo decirte, que aquí ya hay una decisión tomada: seguir en un trabajo que no me gusta pero que probablemente cubre otras necesidades que tengo: seguridad, económica, estabilidad, etc. Ser conscientes de lo que es importante para nosotros es fundamental para tomar decisiones que consideremos trascendentales en nuestra vida como puede ser buscar un nuevo trabajo. No te “fustigues” por tu falta de decisión; intenta, más bien, comprender qué hay detrás de no dar el paso de empezar a buscar otro empleo; una vez que tengas claras tus prioridades y lo que te importa, piensa en la gran pregunta “para qué trabajas” y muy probablemente entenderás mejor lo que te está pasando. Teniendo esta información, será más fácil iniciar un proceso de búsqueda de una nueva oportunidad laboral, pues podrás ir trabajando sobre clarificar tus criterios de búsqueda y posibilidades de acción. También es importante que vayas haciendo cosas; poco a poco, ir llevando a cabo acciones concretas que te hagan conectarte con tu deseo de cambiar de trabajo (actualiza tu currículum, empieza a inscribir/actualizar tu CV en portales de empleo, investiga sobre posibles perfiles a los que podrías postularte, etc.). Partir de lo que te importa, tus prioridades, sin cuestionarte, saber para qué trabajas, entenderte para ser coherente contigo y tus necesidades y empezar a ponerte manos a la obra, creo que son mis recomendaciones para que empieces a cambiar el “chip” de falta de decisión y sientas que “Ya has tomado tu decisión, la que quieres realmente”

¿Para qué trabajamos?

¿Para qué trabajamos?

Hoy hemos amanecido un tanto filosóficos y es que responder esta pregunta puede marcar la diferencia al momento de conectarnos con nuestras más profundas motivaciones, con las razones que nos mueven a levantarnos cada mañana y cumplir con nuestros compromisos laborales, conectarnos con los valores en los que nos basamos para ser y hacer. Responder esta pregunta a consciencia, puede abrir un sinfín de posibilidades y perspectivas que muy probablemente, impacten directamente en nuestros pensamientos y en nuestras conductas.

CONTINUA LEYENDO

Relaciones en la empresa: ¿Amistades peligrosas o compañerismo productivo?

Relaciones en la empresa: ¿Amistades peligrosas o compañerismo productivo?

Aunque pareciera evidente la elección que haríamos en nuestra respuesta a la pregunta que se expone en el título de la entrada de hoy, creemos que es interesante profundizar un poco en cómo llegar a la decisión de lograr tener con las personas que trabajamos un “compañerismo productivo”. Y es que muchos de los que hemos pasado por entornos organizacionales nos hemos encontrado con personas que tienen formas “extrañas”, para no usar una palabra que pudiera ser despectiva, de actuar.

CONTINUA LEYENDO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies